¿Quién inventó la grapadora?

No está claro quien inventó la grapadora, pero sí parece evidente que este utensilio -también conocido como engrapadora, engrampadora, corchetera o abrochadora- ha facilitado durante siglos la labor de millones de personas en todo el mundo. Fue sin duda ingenioso inventar una máquina que, sirviéndose de unas piezas metálicas con forma de U -grapas-, ha llegado a convertirse en la más popular unidora de objetos -generalmente papel- de todos los tiempos.

La primera grapadora fue francesa y, según algunas fuentes, fue creada en el siglo XVIII por Luis XIV. Al parecer, aquella primera aproximación al aparato de perforación que hoy en día conocemos habría utilizado unas grapas muy especiales, grabadas con la insignia real gala.

Más cercano en el tiempo, el norteamericano George W.Mcgill obtuvo la patente de lo que podríamos considerar la grapadora moderna, aunque fue su compatriota Samuel Slocum quien, en 1841, presentó un primer dispositivo capaz de utilizar una especie de pines para juntar gran cantidad de papeles.

Actualmente, las grapadoras son muy habituales en hogares, oficinas, industrias y carpinterías. Entre otros métodos de grapado, son populares el permanente de sujeción, el saddle y el de cirugía.